¿Cómo nos blindamos en las redes sociales?

¿Cómo nos blindamos en las redes sociales?

Los expertos en seguridad informática, mercadeo digital, derecho y protección de datos hacen algunas recomendaciones para los usuarios para no dejar los datos en un agujero negro y ser más responsables con la información que se comparte.

  • Leer completamente las condiciones del servicio, los contratos de privacidad y las políticas de protección de datos antes de dar permiso para la utilización de su información.
  • Asesorarse, preguntar y consultar con expertos el alcance que podría tener la información a compartir, en caso de tener dudas frente a la documentación presentada por las redes sociales.
  • Acceder a las características de privacidad y editarlas según las características que esta ofrece, conociendo y regulando quiénes podrían ver la información que se comparte.
  • Almacenar en otras plataformas datos como teléfonos, direcciones y cuentas bancarias.
  • Aceptar y enviar solicitudes de amistad únicamente a personas a las que se conoce personalmente o que se tienen como referencia, por lo menos, tres amigos en común.
  • Usar la navegación privada, esta evita que se almacenen algunos datos y, de alguna manera, evita el algoritmo de la publicidad, mucho más si la navegación se realiza desde dispositivos no habituales.
  • La red social siempre está activa, por esto es importante siempre cerrar la sesión y revisar regularmente desde qué dispositivos se ha iniciado la aplicación por medio de la opción seguridad que está dentro de la configuración.

Esta es una situación de cuidado que no solo se sugiere en Colombia, es un asunto prioritario mundialmente y en el que los gobiernos están en la obligación de ser más predictivos que reactivos, y donde los usuarios tienen una responsabilidad directa de conocer la verdadera privacidad de sus datos, así como de adquirir insumos para su defensa, con el fin de evitar el constante abuso de proveedores y fabricantes de tecnología.

Este sería el antivirus de casi 4130 millones de internautas en el mundo, de los cuales las redes sociales recolectan, usan y circulan datos personales de no menos del 58 por ciento de las personas con acceso a internet, contra la paranoia en temas de redes al no conocer sobre la finalidad real que puede tener lo que en ellas se comparte, o la otra opción es la de continuar con una vida digital sin escrúpulos de privacidad mientras su información navega en un agujero negro.

Deja una respuesta