Facebook: el agujero negro de la protección de datos en Colombia

Facebook: el agujero negro de la protección de datos en Colombia

Mientras que la Oficina Federal Antimonopolio de Alemania prohíbe a Facebook utilizar datos de usuarios extraídos de webs o de aplicaciones sin consentimiento, y el gobierno de Brasil obliga a esta red social a instalar los datos en servidores dentro del territorio brasileño, en Colombia apenas ahora están empezando a sonar algunas regulaciones. Y como el país no está dentro de las principales economías que mueven el negocio de Zuckerberg y no existe una medida específica sobre el tránsito de datos, la información de los 31 millones de perfiles colombianos de esta plataforma seguirá estando en cualquier parte.

Al abrirse un video en Facebook su algoritmo tiene la capacidad de conocer qué piensa el usuario, cómo se comporta, cuáles son sus intereses y, a un nivel más avanzado, cuál es su estado de ánimo y toda esta información se recoge de cada dato que se comparte en la red social, basta con una etiqueta, compartir un sentimiento o responder a la pregunta ¿qué estás pensando? para que las grandes compañías empiecen su batalla comercial mediante anuncios que incitan a la compra o generan necesidades que de forma consiente, inclusive, el consumidor no sabía que existían.

Según Juan Carlos Monroy, profesor del Departamento de Mercadeo de EAFIT, “el problema real no es si los dueños de la red social tienen los datos recopilados de cada perfil, el problema es qué hacen con ellos, y compañías como Facebook están empleando información de sus cuentas para convertirse en ese caballo de batalla en cuanto a la pauta publicitaria”. Esto genera desconfianza en los usuarios, además de una paranoia digital en la cual reside la disyuntiva entre tener o no redes sociales y seleccionar cuidadosamente cada caracter que allí se comparte.

Deja una respuesta